martes, 30 de noviembre de 2010

EL VOTANTE CATALÁN ENTRE EL SENY Y LA RAUXA (Armando Bulla)


SGS
Algo que ocultan los políticos es que el ganador de las elecciones del 2010 en Cataluña es el partido de la abstención. Nada menos que 2.095.122 de votantes, el cuarenta por ciento del censo, no han votado a ningún partido y lo más llamativo es que, de ellos, cien mil han acudido al colegio electoral y han depositado su voto, pero en blanco o nulo, (prácticamente el mismo número que los que han votado al peculiar Juan Laporta) en una manifestación demostrativa de su “rauxa”, de su ira, contra una clase política atenta solo a sus propios intereses, que en treinta años de democracia han convertido al país catalán en un semillero de burócratas y paniaguados, en un territorio donde la deslocalización y el exceso de intervención del poder han desmantelado parte del otrora floreciente tejido industrial, llenando el país de parados.

Otra consecuencia de estas elecciones es que gran parte del pueblo catalán está harto de jugueteos independentistas de manipulaciones históricas e imposiciones y lo ha manifestado de la única forma que puede: en las urnas. Solamente el seis por ciento del censo han votado a los independentistas ERC y SI (el pintoresco partido de Juan Laporta). Respecto a este último partido es llamativo que haya colocado nada menos que a cuatro diputados. Será necesario reconocer que para algunas personas más allá del fútbol no hay vida, o, incluso, que no la hay más allá del Barça. El “seny”, el buen juicio, del pueblo, que no el de sus políticos, ha debido de asomarse desde la madriguera donde hasta hace poco parecía estar agazapado. Viendo como se las gastan los mercados financieros internacionales haciendo pasar por las horcas caudinas a la hasta hace poco modélica Irlanda, quizá más de uno haya reflexionado sobre la fragilidad de una Cataluña libre y soberana. Navegamos todos los españoles en un barco bastante desarbolado, zarandeado por la galerna de los mercados financieros internacionales. O nos salvamos todos o naufragamos juntos, y aún se alzan voces estúpidas exclamando ¡nosaltres sols!. Véase lo que está ocurriendo con Grecia, Irlanda y Portugal ¿Saben ustedes lo que supone caer bajo las garras del Fondo Monetario Internacional? ¿Qué recetas arbitra para superar las crisis? Pues son siempre las mismas: subidas de impuestos, recortes brutales del gasto público, en definitiva, recesión económica para un lustro, por lo menos. El premio Nóbel de economía Joseph Stiglitz, que presidió algún tiempo el Banco Mundial de Desarrollo, uno de los instrumentos del FMI, asegura que por donde pasaban no volvía a crecer la hierba.

Por cierto, que el laureado economista ha dicho que España puede entrar en la espiral que hace una década llevó a Argentina a la pobreza. Obligados a la fuerza, como estamos, a reducir el gasto público y a aumentar los impuestos (¿cómo podemos hablar de soberanía?), y eso que no hemos caído, todavía, bajo el poder del FMI, estas operaciones no ayudarán mucho a eliminar el déficit fiscal, pues aunque aumentemos los impuestos no recaudaremos más por ello, ya que la contracción económica consecuente reducirá los ingresos fiscales.

Artur Mas debería gallear menos, pues solo el 23% del censo lo ha votado. Es un porcentaje importante, no cabe duda, pero no llega a la cuarta parte de los votantes, por lo que deberá escuchar lo que le dice la derecha moderada y el votante obrero, que en esta ocasión se ha quedado sin referente. Lo dicho, frente al sinsentido de la clase política el “bon seny” catalán ha alzado su voz.

Armando Bulla.

lunes, 29 de noviembre de 2010

CRÓNICA ILUSTRADA (Por Azulenca)

MJM

Ahora que se ha creado en USA el Tea Party, yo propongo para España la Tapa Party. Sería como muy español eso de reflexionar sobre política acompañándose de una tapa, un vino y un chascarrillo. Al mal tiempo buena cara.

Por fin, después de tanta campaña electoral erótica catalana, ayer culminaron las erecciones catalanas, perdón, las elecciones catalanas. El resultado ha sido apoteósico: hundido Montilla y sus rumberos. Ahora toca el rock sardana con Mas, más de lo mismo: más dinero para Cataluña y más nacionalismo. De todas formas ha sido una campaña electoral para el olvido. ¿Habéis oído a Esperanza Aguirre parlando catalá? Y yo me pregunto: ¿Cuántas tonterías están dispuestos a hacer los políticos? Yo si fuera política no hablaría catalán para que me entendieran sólo unos pocos, yo hablaría un idioma universal como es el español con cientos de millones de hispanohablantes. ¡Qué forma más ridícula de reducirse! Si al menos hablase un buen catalán la Presidenta de Madrid, pero tuvimos que oír un discurso macarrónico. Por favor, Espe, vuelve al castizo que es lo tuyo. Lo que si eché de menos fue a Marcelino Iglesias –nacido en La Franja- que hablara en catalán, que nos explicara la debacle electoral en catalán. Hubiese sido todo un detalle por su parte.

Y mientras Montilla cae, Zapatero se sostiene; de hecho nuestro Zp sólo habla de lo sostenible y como se sostiene, le llamaremos Zp “El sostenido”. Y Mariano qué. Pues Mariano cómodo en su labor de oposición y como se siente cómodo, le llamaremos Mariano “El cómodo”.

¿Y la rosa de pitiminí del gobierno? Elena Salgado, se entiende, pues haciendo rotos, agujeros y descosidos en nuestras arcas y hasta se atreve con las Cajas de Ahorro. Y lo hace sonriendo fingidamente, tal y como es ella. Pero ella se va a veranear a la Costa Azul y a los demás que nos den…

La pasada semana, la que ha estado espesa, inmensa y extensa en todos los sentidos ha sido nuestra Leire. Conyugues, ha dicho conyugues. ¿Cómo se puede tener como ministra a una iletrada? ¿Cómo se puede consentir como ministra de sanidad a una mujer con seborrea e incontinencia verbal? De todas formas es envidiable la suerte de una chica sin principios ni formación elevada al grado de ministra. ¿Cómo se hará eso de ser iletrada con cargo?

Zp se pierde en la OTAN. Zp se pierde en la inmensidad en cuanto sale de España. Y es que el pobre sólo piensa en español y esto está muy bien cuando uno no se mueve del sitio; pero en el momento que rebasas fronteras debes pensar en internacional. Y nuestro Zp a la hora de posar para la foto OTAN usurpo el puesto al estonio. Tenían marcado el nombre del país en el suelo para colocarse y el Zapatero vio Es y se colocó; llegó el estonio y le dijo este es mi sitio. Y nuestro presidente tuvo que rastrear y rastrear hasta colocarse en un ángulo que ponía Sp. Yo les recomendaría a los señores de la OTAN que, en lugar de poner las siglas de países a la hora de posar, pusieran las banderas o las fotos de los retratados. Esto es lo que se hace habitualmente con la pobre gente analfabeta. Con todo mi respeto para todos aquellos que no han tenido opción a una enseñada reglada.

Fíjense en la foto. Una mujer pompeyana de casi dos mil años sellando sus labios con una pluma: aprende Leire, ilústrate.



domingo, 28 de noviembre de 2010

AZUL COMO UN TOMATE (Narciso de Alfonso)

SGS

Desde que te conozco todo es azul, todo me parece azul, tú ya me entiendes, no es que vea todo de color azul, es más bien la sensación de azul que percibo en todo lo que veo y miro. Hasta mi jefe, que siempre ha sido de un rojo rabioso, es azul. Ayer se lo decía: jefe, desde que es usted azul le quiero más, me cae más simpático. Miró su traje y su camisa y después me miró a mí como no entendiendo nada. Cosas mías, le dije, no me haga caso. Por la tarde se había cambiado de traje y de camisa y vino todo de azul, el pobre. Vete a saber qué cábalas se hizo. A la panadera también se lo dije: el pan azul me gusta más, mucho más que antes. Perdone pero mi pan no es azul, contestó. No, ya, son mis sentimientos, no se preocupe. Pero se quedó mirando la barra como buscándole un tono azul. Yo la entiendo, imagínate que empieza a correrse por el barrio que vende pan azul, me temo lo peor. Y el de la frutería, cuando le dije que me pusiera un kilo de esos preciosos tomates azules. Se llaman berenjenas, me dijo, y no son azules, sino más bien color berenjena. Ya, pero yo quiero un kilo de tomates, perdone por la confusión. Rojos. Se ha puesto rojo como un tomate, se dice, no hay tomates de otro color, salvo cuando están verdes, que entonces son verdes, claro. Ya, si ya. Olvídese, en qué estaría yo pensando. Y a la rubia del tercero, en el ascensor: me encanta tu pelo, es tan azul. Se ha creído que me refería a que es rubia teñida y me ha saltado como una arpía: azul es el lago de Como y a lo mejor la madre que te parió. Perdona, es que no veo bien, acabo de venir del oculista. Ya. Que no se puede ser espontáneo, que enseguida todo el mundo se siente ofendido, ya lo ves, y luego dicen que vivimos en una sociedad tolerante.

Narciso de Alfonso
(Cuescos)

viernes, 26 de noviembre de 2010

GATORADE (Antonio Envid)


SGS

Habiendo dedicado mis esfuerzos literarios a moscas, gorriones, perros, chinches, garrapatas y otros especimenes, que me permitirían botar mi propia arca en caso de diluvio, me siento en la obligación de tratar algo sobre gatos, aunque reconozco que su mundo me resulta bastante enigmático y sus especimenes no especialmente gratos.

El gato no ha sido nunca domesticado, como mucho podemos pensar en que su libre y soberano imperio ha firmado algún tratado de cooperación y amistad con el imperio humano, de igual a igual. Véanse, si no, los mimos y cuidados que les prodigaron los antiguos egipcios, tributándoles entierros de campanillas con embalsamamiento incluido.

He mencionado el universo gatuno y no es para menos. Poseen su propia Geografía, incrustada en la nuestra, pero no coincidente, integrada por tejados y azoteas pobladas de chimeneas, que forman inextricables archipiélagos, con accidentes geográficos tan interesantes como: alféizares, cornisas, aleros, tapias…También tienen sus propios tratados de Astronomía repletos de lascivas y perversas lunas y enervantes constelaciones de astros. No me cabe duda de que han desarrollado ampliamente las Matemáticas con teoremas tan complejos como el de las siete vidas o enigmas como el de los tres pies, todavía no resuelto. También poseen una escuela filosófica basada en un principio, el de “gato blanco, gato negro, lo importante es que cace ratones”, tan sólido como pueda serlo el “cogito ergo sun”. En fin, para qué seguir aburriendo al personal, es una pequeña muestra del insondable mundo gatuno.

Los gatos poseen excelentes dotes musicales, bien como solistas, bien formando coros polifónicos. No hay como una noche lunada en la que se sientan especialmente inspirados y se enzarcen dos o tres cantores a un desafío de maullidos, para comprobarlo. No especialmente gregarios, no desprecian, sin embargo, formar de tarde en tarde un coro, aunque no siempre bien acordado, ya que su tremendo individualismo termina imponiéndose y suele acabar aquello como el rosario de la aurora, aunque a veces pueden llagar a constituir una estudiantina gatuna como la que nos presentara E. T. A. Hoffmann y que tanto quehacer dio a la policía.

A la lustral luz de la fría luna de enero organizan solemnes torneos a los que acuden bizarros caballeros, algunos llegados de extrañas ínsulas, a disputarse el favor de las gatunas damas, que asisten nerviosas y melindrosas. Enarbolando flexibles colas como señeras, y entonando maullidos cantos de amor, disputarán fieros encuentros, en los que harán gala de sus afiladas garras, pero con un sentimiento de gracia hacia el vencido, que abandonará el campo sin honor. Quedará un campeón, que a continuación gozará de inmediato de los favores de las bellas cual un Lanzarote del Lago atendido por las doncellas de la corte del Rey Arturo. Zapaquilda la bella, gata doncella, cara tanto a Lope de Vega, como a Samaniego, será la hermosa más famosa de este cortés amor gatuno. Por las chimeneas y tejados del Madrid de los Austrias el gallardo Micifuz languidecerá de amor por la hermosa Zapaquilda y sufrirá de celos por su rival Marramaquiz.

Por último, pero no menos importante, hay que mencionar la influencia de los gatos en las relaciones de enamorados. Ya Jardiel Poncela expuso la interesante teoría de que una pareja sólo podía funcionar bien sí a uno de ellos le gustaban los perros y al otro los gatos. A Jardiel no debían de gustarle ni unos ni otros, pues permaneció soltero toda su vida, aunque tuvo una hija conocida, al menos, Evangelina, de la que aseguraba que era hermosa porque era hija del amor, no del matrimonio, mientras se lamentaba de lo duro que era, en su tiempo, ser padre soltero.



Antonio Envid.

jueves, 25 de noviembre de 2010

ERIKA, ABSTENERSE ESTUDIANTES (Servando Gotor)

SGS

El número es el símbolo de la necesidad causal. Ahí queda eso.

El día de mi muerte… Sería más apropiado decir "la tarde en que me mataron". Pero da lo mismo, al final todo se sabe. Lo cierto es que "aquella misma noche" escampó y una niebla deleznable con la que se podrían moldear terribles monstruos y simpáticos muñecos, se impuso a la lluvia casi de repente. El inspector Menoyo abandonaba la zona hablando solo porque estaba solo como sola estaba la noche. El último, yo siempre el último, en todo, se decía. Mis pasos, amargas cábalas de un viejo solitario, el más solitario del mundo. Pasen, pasen y vean. Aflojaba el nudo de su corbata como aflojaba la corriente, y la basura se aferraba a la calzada como sus dudas a la noche. Plas… plas… plas… Trattoría Cambalache, pastas y pizzas de primera calidad. Andar trémulo y desorientado. Miró el reloj, Érika, se dijo, pero no, a estas horas... Plas… plas… plas… Y en el Esplanade, aquellos ojos verdes de mirada serena… Cafetería Snack, desayunos desde las seis de la mañana, plas… plas… plas… dejaron en mi alma eterna sed de amar… en el Esplanade siempre se oyen canciones antiguas que normalmente te encantan, plas… plas… plas… Cine Capitol, aquí siempre ponen buenas cintas. El neón intermintente se sigue reflejando en la acera, todavía brillante, plas... plas… plas, Érika, cine Capitol, doble sesión: ‘Muerte en Venecia’, de Luchino Visconti, con Dirk Bogarde, Silvana Mangano, Björn Andrésen, Marisa Berenson, Mark Burns... ‘Breve encuentro’, David Lean: Celia Johnson y Trevor Howard. Duda, duda en meterse, pero no sabe cuál estarán pasando ahora ni cuándo habrá empezado y no hay cosa que más odie que el azar y las películas a mitad, así que… plas… plas… plas… anhelos de caricias, de besos y ternuras… Lotería, Apuestas. Y un sucio ramo de novia resiste en la boca de una alcantarilla a punto de ser tragado.

Oh, luna, luna de Alabama, guíame, enséñame el camino a la próxima whiskería pues tenemos que morir, morir, morir… Y no preguntes, no preguntes por qué. Tú guíame, simplemente guíame hacia mi chica, luna, luna de Alabama…

Caminaré hasta cierta puerta, caminaré hasta cierta puerta, sí, se repetía, pero al final, ¿me atreveré a abrirla? Érika. En su casa no, imposible. Por un momento piensa en acercarse a la Jefatura, pero no, allí no hay nada que hacer, estará sólo Adso y no quiere que el muchacho palpe tanta soledad. Érika. Pero en Los seis conejitos tampoco, los martes nunca. Al final, plas… plas… plas.. Al final, otros neones ya sólo tímidamente reflejados en la acera se disuelven entre la niebla y sus trémulos pasos. Al final, cae como absorbido, como habrá caído ya el ramo de novia en la alcantarilla, como escupido por la noche. Y aparece de golpe, atravesando –casi rasgando- una cortina roja en medio de una penumbra, roja también, frente a una barra… americana (Los seis conejitos). Cree parecer un borracho cualquiera e intenta reponerse. La camarera es nueva. En estos sitios hay mucho, demasiado movimiento de personal. Se repone. Se va reponiendo. Ajusta su corbata con: buenas noches, guapa… Y se acomoda frente a la barra con: menudo día. En realidad quería decir ‘vida’, pero le ha salido ‘día’. Mejor, ¿o no? Sí, está claro: es nueva.

- El número es el símbolo de la necesidad causal. Tal cual. Contiene, como el concepto de Dios, el último sentido del universo, considerado como naturaleza. Por eso puede decirse que la existencia de los números es un misterio, y el pensamiento religioso de todas las culturas ha afirmado siempre esta impresión.
- Qué coño quieres.
- Una coca-cola.

Oh, luna, luna de Alabama, guíame, enséñame el camino y no preguntes, no preguntes por qué. Tú guíame, simplemente guíame…

- Los números son símbolo de lo transitorio, ¿sabes?
- ¿Ron?
- Ni hablar, estoy de servicio, muñeca… Spengler, lo decía Spengler, no yo. Claro, tú no sabes quién era Spengler. Las formas rígidas niegan la vida.
- ¿Las formas... rígidas?
- No, sin hielo. No quiero hielo.
- ¿Anda, dame un pito?
- Las fórmulas y las leyes dan rigidez a la imagen de la naturaleza.
- Cerramos en media hora.
- Y lo dices ahora ¿eh?
- Yo te digo lo que hay
- ¿Por qué algunas os empeñáis en que os llamen zorras?
- Oye, hijoputa, límpiate esa lengua o llamo a la pasma.
- ¿A la pasma...  A la pasma, gilipollas? Mira, mira esta placa, ¿la ves? Estás hablando con Lonny Menoyo, idiota...  A ver si te la tragas.
- Ah, con que poli, ¿eh?
- ¿Y los otros? ¿dónde están los otros?
- Querrás decir las otras.
- Bueno sí, me refería a los otros… -se frena a tiempo, antes de pronunciar “conejitos”. Tampoco pasaría nada, allí, pero él, aunque hay cosas que le sacan de quicio, generalmente es un hombre prudente, de los de antes-. Las otras, quiero decir… ¿dónde están?
- Haciendo la calle, dónde coño van a estar a estas horas... Los martes no son buenos aquí, no hay negocio.
- Y...  esto, y… hmmm…, -habla bajito, le da vergüenza- y… ¿Érika?
- ¿Érika?
- Sí, Érika, ya sabes…
- La han venido a buscar.
- ¿La han venido a buscar? ¿quién coño la ha venido a buscar?
- No sé, un tipo con…
- ¿... Con un bigote muy grande…? ¿Un economista, así, así de bajito y con un bigote enorme?
- ¿Cómo lo has sabido?

Oh, luna, luna de Alabama, guíame, enséñame el camino. Rooney, Rooney. Érika y Rooney. Érika y su bigotazo. Érika y el káiserguillermo. Oh, luna de Alabama, No, esta noche, no, no lo resisto, tenemos que morir, hemos de morir.

Y de repente, al borde del K.O. suena la campana:

- El móvil, sí, mi móvil, dónde coño lo tengo, ah, sí, aquí, aquí... ¿sí…?,  ¿otro fiambre...? Bueno, bueno, tranquilo, Adso, tranquilo, estoy ocupado pero enseguida voy por allá… bueno, vale… venga.

Noche salvada… de plenilunio ataviada…


(El olor de tu pelo entre la niebla)

miércoles, 24 de noviembre de 2010

EN LA TRASNOCHADA, 33 (María Jesús Mayoral)


MJM

Villamayor de Gállego, 22 de noviembre de 2010

En la trasnochada, de vez en cuando, después de ver ciertas cadenas televisivas me sobreviene algún que otro ramalazo de soberbia. Y es que cada vez hay menos profesionales en los medios de comunicación: no me estoy refiriendo a los programas basura, me estoy refiriendo a otros programas, a otras cadenas que van de intelectuales o de regionales. A veces salirse de los niveles establecidos entraña más riesgo.

Cuando saltó la alarma de los aviones bomba provenientes de Yemen, salió a la palestra un periodista y escritor hablando de este país, obviando lo fundamental. Hablaba de Yemen sentando cátedra, hizo referencia a su geografía, política e historia reciente; sin embargo se dejó de decir lo que precisamente hay que decir para comprender la situación de este país: Yemen tiene una sociedad tribal.

Hace poco tuve ocasión de ver Cinema Paradiso, todavía no había tenido oportunidad de ver la versión doblada al español, por cierto, me gusta más la italiana y es que no hay nada como el original. Al final de la película se montó un debate sobre las tradiciones. Un señor con muchos títulos y más pedantería puso a bajar de un burro la película, tratándola de sensiblera, criticando la actitud democristiana del cura y los exteriores donde se había rodado. Yo le hubiese preguntado a este señor: ¿Dónde nació uno de los precursores de la Democracia Cristiana? ¿Cuántas metáforas ha visto en la película? Por parte del conductor del programa, como escritor que es, hubiese estado bien alguna alusión a Leonardo Sciascia - emblemático escritor siciliano- al que emocionó el estreno de la película cuando se la proyectaron en exclusiva en sus últimos días de vida. Añadir que Sciascia de sensiblero no tenía nada.

Como ahora los empleos y cargos son otorgados de acuerdo con el amiguismo y la política, tenemos presentadores/as en las televisiones autonómicas que no saben expresarse y con subtítulos cargados de faltas de ortografía que ofenden la vista. Esto se puede hacer extensivo a los que están detrás de una cámara, que como no saben de qué va tampoco hacen por enterarse. En el Certamen Oficial de Jota, cuando los joteros bailan la Jota de Zaragoza, cómo decir que sobran los detalles de pies, manos y brazos, cómo decir que lo importante es no perder de vista a los bailadores, que lo importante es ver como coordinan los movimientos porque la dificultad de la jota estriba en que los bailadores no se pierdan. ¿Acaso no sabía el cámara que la Jota de Zaragoza es un reto atlético? En fin…

Y en esta trasnochada cuando repaso mentalmente todo esto, teniendo en cuenta que la televisión podría ser un vehículo de cultura, me doy cuenta de que las televisiones están dirigidas por gentes con escasa formación que tampoco hacen formarse a sí mismos. Cuando un profesional de lo que sea se enfrenta a materias desconocidas debería asesorarse por expertos, esto ha sido siempre así. ¿Por qué no lo hacen?

María Jesús Mayoral




Foto.- Uno de los exteriores donde fue rodada Cinema Paradiso.

martes, 23 de noviembre de 2010

CRÓNICA BASURERA (Por azulenca)

MJM

Bien se nos ríe este gobierno. Leire asegura vivir mejor nunca, dice que se vive en este país como nunca se ha vivido. Que les pregunte a los que buscan comida en los basureros de los supermercados para comer, que les pregunte a la nueva figura social que ha aparecido en la etapa Zapatero: el pobre vergonzante. Ese hombre o mujer que, viviendo hasta hace poco con dignidad, ahora se ve empobrecido por la crisis hasta el extremo de tener comprar comida para perros subsistir porque le avergüenza pedir. Y mientras unos hacen la fila del paro y otros viven del subsidio, los hay que se levantan por la mañana, se suben al coche oficial y en lugar de trabajar por el país trabajan para su bolsillo. Leire, supongo que te referirás a estos últimos cuando dices vivir mejor que nunca. ¡Qué suerte la tuya, Leire! Ocupar un sillón azul sin saber nada, sin utilizar champú, tan sólo preocupada por prohibir los juguetes en los menús de las hamburgueserías. En este país es prioritario, para ocupar un puesto como el tuyo o como el de Pepe Blanco, tener un pasado sin formación académica, basta tan sólo con haberse metido en el partido y aplaudir a un líder con idénticas cualidades cerebrales, es decir, ser una nulidad. Así se forman las castas políticas y así se lleva a un país a la ruina.

La antigua Serrana de la Moncloa ya tiene licencia para juzgar, quiero decir que entró por la puesta de atrás y ahora reingresa en la carrera judicial con todas de la ley; aunque en su condición de miembra del Consejo de Estado su situación administrativa será “Servicios Especiales”. Tere también pertenece a esa nueva casta política: no haber hecho nada en esta vida te da derecho al cargo, a un buen cargo. Y mientras todos estos se suben al coche oficial, comen en restaurantes caros, figuran y no trabajan; otros hacen la fila del paro o cobran un subsidio de risa y los más desfavorecidos buscan comida en los basureros. Pero lo peor no es buscar en la basura para comer, lo pero es la ruina moral y material que tienen muchas familias en este país. Porque la gente arruinada suele perder la chaveta, los problemas económicos traen depresiones y vicios como el alcohol o el juego. Pero Leire afirma que ahora se vive mejor que nunca, dichosa ella.

¿Y de la campaña electoral catalana qué? Pues de pena como todo lo que se hace últimamente en este país: mucho orgasmo, mucho destape y poca vergüenza. La ovejita Dolly del P.P, Alicia Sánchez Camacho, ahora va de Lara Croft simulando cargarse inmigrantes en un videojuego. Esa es otra gran idea de las que aporta el P.P en Cataluña. Y cuando a su jefe supremo, Mariano, le preguntan qué ve en TV. Mariano responde que el Teledeporte. Pues no tiene Mariano un cuerpo Teledeporte, ni mucho menos… Vaya perfil, vaya talla que dan todos estos politicastros.

En el Sahara Occidental no pasa nada, no hay datos, luego no se puede valorar la situación, eso dice Trini del Desierto, Trinidad Jiménez, se entiende. Cuando estaba en la oposición dijo que se comprometía con el pueblo saharagüi y ahora cuando toca mojarse no sabe nada. No hay mejor ciego que el que no quiere ver.

Bueno, ya no me lo tengo que mirar: me han llamado facha. En un comentario dejado en Crónica al Agua me llaman facha. Ya no tengo que hacer terapia, ya estoy en ese grupo que no comulga con la doctrina Zp, es decir, que soy políticamente incorrecta por la gracia de Dios. Gracias por su comentario.

La semana me fui a ver la exposición dedicada a Marín Bagüés en Cajalón, os la recomiendo. Decir que yo no soy experta de nada, pero tengo el suficiente sentido común para decir que está muy mal puesta: excesiva luz y cuadros mal colocados. Un exceso luz puede resultar ofensivo y en el peor de los casos reflejar en los cuadros, caso que se da en esta muestra. Por otra parte los cuadros pequeños se hubiesen lucido más en la parte angosta de la sala.

lunes, 22 de noviembre de 2010

PUES SOY DE LA MISMA MATERIA QUE ESTOS MONEGROS (Antonio Envid)

SGS
No me busquéis en el ameno huerto,
ni en el civilizado jardín,
pero tampoco en la esmeraldina selva
donde engasta su mirada el jaguar.


Buscadme solo en la desolada estepa.

Mi piel es áspera como la del lagarto
y si me seccionáis, veréis el lento pálpito
de mi estremecida entraña,
que agoniza demasiado.

Mi canto, como el de la alondra,
solo para el oído atento
se muestra dulce y delicado.

Me encontraréis en el fondo de las cisternas secas,
donde una sed de siglos enferbrece mis ojos.
Pues soy de la misma materia que estos Monegros
por donde no ha pasado todavía quien dijo:
Quien beba de mi agua ya no tendrá más sed.



Antonio Envid

sábado, 20 de noviembre de 2010

Café-Bar “LOQASTO” (Isabel Carceller)


SGS
El día ha salido frío. El Café-bar a esta hora está tranquilo. Al “Buenos días”, en la respuesta: -¿hoy también vas con prisa y con notas para el tabloncillo?
-Lo de las prisas, relativo, hojearé un ratito el periódico, y lo de la nota. -sí, el editor y ensayista Castellet ha ganado el Nacional de las Letras de este año.
-Lo del Premio Nacional, un poco tarde ¿no crees?. Esta mañana he escuchado algunos comentarios de Castellet sobre lo que significa el premio para él.
- A mí me ha devuelto un ratito a mi neurótica juventud. A los tiempos de Barral y compañia, al espacio cultural y, de todo tipo que ocupaban en aquella época. Algunos, muy jóvenes en aquella época, sentíamos más que conocíamos y algunos queríamos todo: sentir y conocer. Nos faltaban años, informaciones (conocimientos) y lecturas… pero nuestra neurosis nos desazonaba, no nos permitía reconocer entre otras muchas cosas, esto. El artículo de Carles Geli está bien. Te leo un trocito: ”El galardón apunta casi tan alto como el personaje, de siempre enjuto y suficientemente flexible de forma y fondo para hacer de puente entre los intelectuales catalanes y castellanos desde los años cincuenta.’El antifranquismo nos unía, pero con la democracia esas relaciones ya no parecían ni tan urgentes ni tan importantes’. Pero la cosa ha degenerado más de lo previsto. Aunque, como reconoce que le dice una amiga psiquiatra su personalidad ‘tiende a la evitación del daño’ y siempre le han interesado el flujo entre culturas -’deberían estar por encima por encima de toda confrontación’-, hoy se muestra muy pesimista sobre esas relaciones.’si no es entre amigos esto ya no existe y, la verdad, no le veo ninguna posibilidad de arreglo ni a medio plazo; esto se ha esconyat (jodido)’. ¿Causas? ‘El desarrollo político del Estado español desde 1975 para acá y las políticas culturales de ambos bandos’….
- En el rato que llevamos de bla, bla, bla hemos terminado recordando a todos los escritores que cita el artículo. Vaya, que resulta que soy de tu edad…Así que lo de decir que su obra mítica fue “La antología, nueve novísimos poetas españoles” (1970), lo digo yo.
- Cambiando de tema. Estos dos últimos días he visto comprando en el mercado a Begoña, la mamá de Rebeca (E. Infantil, ahora tendrá ¿18 años?) y me he preguntado: -¿qué habrá sido de la vida de esta niña? Era la ingenuidad personificada y de una alta creatividad. Cuando ella estaba en E. Infantil un programa de TV iba visitando clases en los colegios. Buscaban niños espontáneos que dieran “la” imagen sobre ciertos temas y palabras. Cuando estuvieron en mi clase, fue Rebeca la que se los metió en el bolsillo. (No estoy hablando de conocimientos intelectuales a medir o valorar, estoy hablando de gracia, espontaneidad e ingenuidad…) Tal vez no sean buenas armas para ir por la vida, por eso me acordé de ella.
-¿No saludaste a su madre y …?.
-No, hasta puede que su madre (Begoña) ni me viera. La estaban sirviendo el del puesto en que estaba comprando.

Nos hemos dado una buena charrada, hojear el periódico queda para casa. Hasta luego.

-Hasta luego y a pasar buen día.

Isabel Carceller

viernes, 19 de noviembre de 2010

DEBAJO DE LAS PIEDRAS (Elvira González Gaspar)

SGS

Buscando a tientas
sentidos
aminorando edades impúdicas
encontré
debajo de las piedras
una niña enferma
que pedía pecho
en una noche sin luna


Elvira González Gaspar

miércoles, 17 de noviembre de 2010

DÍAS PERROS (Antonio Envid)

SGS

I

Las mañanas de los sábados eran sus preferidas. Una vez arreglado su cuarto y preparado el desayuno, desplegaba el periódico y mientras mordisqueaba las tostadas y saboreaba el café, se entregaba a un epicúreo descanso. El lunes, con los pequeños problemas de su trabajo de oscuro funcionario, quedaba lejos. Tenía casi dos días para sus paseos, sus partidas de dominó, ir al cine, o… no hacer nada simplemente.

Un timbrazo lo despertó de su dulce ensoñación. Fastidiado, receloso, se acercó a la puerta. Resultó ser la tía Eustaquia. Qué pasará, se preguntó temeroso. El fin de semana comenzaba a complicarse.

La tía Eustaquia era persona mayor, pero al contrario de su pusilánime sobrino, vital y muy activa. Penetró como un ciclón en la casa. -¿Que haces, sobrino? Nada, como siempre, sólo y aburrido como un hongo. Cómo puedes pasar la vida tan tontamente, habiendo tantas cosas que hacer, tantos lugares que conocer, tantas personas con las que hablar y tú aquí como un menhir, clavado en medio de la vida.¿Cuando me presentarás una chica, una amiga, un amigo interesante, no sé….algo? Mira, resulta que me voy a Tailandia unos días, sí, ¡ya¡….., unos amigos que van y me ha dicho que había una plaza libre y me he apuntado. No, no se donde está Tailandia, ni me importa, digo yo que el piloto del avión bien lo sabrá, y si no, que pregunte. Si, me voy esta tarde, pero no se que hacer con mi perro. Cómo me lo voy a llevar, pobrecito, se pone fatal en el avión, no consiente ir en la bodega y organiza un jaleo que ni te cuento, en el último viaje se oían sus lamentos en toda la cabina del pasaje. Al vecino de asiento lo convencí de que eran los lamentos de un alma en pena que quizá falleció en un viaje anterior y el pobrecito comenzó a ponerse de color verde y a respirar con dificultad. Pues, no se, se me ocurrió esa explicación, la verdad es que me estaba aburriendo. Bueno, el caso es que no me lo puedo llevar, o sea, que te lo voy a dejar a tu cuidado unos días. No pongas esa cara, al fin y al cabo te servirá de compañía, que buena falta te hace…..

La tía Eustaquia se fue como vino, como un fuerte viento que abre y cierra la puerta violentamente. Se quedó sentado en su sillón anonadado. Enfrente de él, el perro, quieto, mirándole con esa mirada profunda que tienen los perros cuando miran a un punto de fuga que se encuentra a varios quilómetros detrás de tu cogote. Desde luego su tía lo había fastidiado, pero bien fastidiado, qué hacía con aquel bicho, que ni siquiera iba provisto de un manual de instrucciones. Al lado, su tía había depositado una misteriosa bolsa, que examinada, resultó contener una correa y unas cuantas latas de comida, las cuales, afortunadamente, sí que mostraban unas someras instrucciones en sus etiquetas: Calentar al baño maría, abrir y servir esta excelente comida para perros. No calentar directamente en el microondas. Alimento completo para perros, cubre todas las necesidades de su querida mascota,… y otras imbecilidades por el estilo, pero que fueron muy apreciadas por nuestro personaje.

Tras un largo tiempo de mutua contemplación, sin que, al menos él, llegara a ninguna conclusión sobre su paradójica situación, se levantó del sillón y caminó hacia el dormitorio. El perro le siguió dócilmente y ello le produjo una agradable sensación. Anduvieron un rato arriba y abajo por el pasillo, hasta que recordó su habitual paseo matinal de los sábados. Se vistió despacio, sujetó al perro con la correa sin grandes dificultades, con lo que sintió de nuevo otra buena sensación, esta vez de seguridad consigo mismo, y salió a la calle.


II

Volvió del paseo fatigado y malhumorado. ¡Aquellos plácidos paseos matinales del sábado, morosos, saludando a los conocidos y rematados con un vermú en el bar de abajo! Había sido un infierno, atravesaron un parterre destrozando una reciente plantación de pensamientos, todos los árboles de los alrededores habían sido visitados, había correteado detrás del perro o detenídose interminablemente en una papelera, ante una misteriosa bolsa abandonada, ante un mendigo, que les amenazó con una botella… todo ello al arbitrio y capricho del odioso animal. A la puerta del bar, tras intercambiar ladridos y amenazas con otro perro y no sabiendo que hacer con el can, había desistido de su vermú. Vació media lata de comida, que el animal comió ávidamente, y sentado en su sillón le rindió la fatiga, quedando dormido. El perro se tumbó a sus pies y ambos durmieron durante una gran parte de la tarde.

La mañana del domingo. Gustaba de demorarse en la cama, Abrir los ojos, dar media vuelta y volver a cerrarlos. El perro reclamaba su atención, trató de no hacerle caso, pero el animal tiraba de las sábanas, se subía en la cama, ladraba. Le tiró las zapatillas sin ningún resultado, no hubo más remedio que levantarse.

Tras un somero acicalamiento salió de casa tirado por el perro mal sujeto por la correa. En un descuido, tras un fuerte tirón, el perro salió corriendo y nuestro hombre quedó paralizado sin acabar de comprender. ¿Dónde estaba el animal? Miró por la calleja lateral sin verlo. Dio vueltas a la manzana y ni el menor rastro del bicho. Comenzó a angustiarse. Llamó a gritos al perro (él, que jamás había levantado la voz), abordó con preguntas a los escaso viandantes, sin el menor resultado. Tras un par de horas de inútil búsqueda volvió desolado a casa.



III

-¿Usted es el del anuncio del perro perdido?, pase, pase, estaremos mejor en el salón. Era una señora madura (quizá en las postrimerías de su madurez, pensó) vestía algo negligentemente, una especie de leve bata, pero apareció cuidadosamente peinada y maquillada. Sus poderosas caderas se contoneaban sobre unas zapatillas de tacón por el pasillo. -Si, si, no se preocupe por su perro, está perfectamente, ¿le apetece un café? ¿un güisqui? De ninguna manera, no acepto un no, mire yo a estas horas tomo un té con unas pastas, póngase cómodo y ahora mismo lo traigo. Con confianza, los dueños de perros nos comprendemos, somos como una especie de hermandad.

Su proximidad le perturbaba. Contempló sus facciones, de cara redonda y cansada, su pelo rubio teñido parecido al esparto. Hablaba, hablaba y él no comprendía ni la mitad de las historias que le contaba. Se le aproximaba, quizá demasiado para ser una extraña. No sabía que hacer y no había manera de abordar el asunto del perro hallado, al suponer, por aquella señora. Aceptó una copita de jerez y luego otra. Él no bebía nunca, sentía un ligero mareo agravado por el penetrante perfume de aquella mujer y su agobiante proximidad, cada vez más estrecha e íntima-

Se vio derrumbado sobre el sofá, sus vestidos prácticamente arrancados. Zarandeado, sobado, babeado, ordeñado por aquella furia. Nunca había compartido estas intimidades con ninguna mujer. Pensaba, a pesar de que hacía tiempo que había dejado atrás su adolescencia, que algún día perdería su virginidad con alguna chica como fin a una larga etapa de enamoramiento, de una manera romántica, y que sería el día más feliz de su vida. Y de pronto, había sido violado, de modo brutal. Maldijo su débil voluntad, su falta de energía para imponer sus deseos, no los de los demás. Avergonzado pidió que le devolviera su perro.

-¡Cómo que este no es su perro! ¿Qué me dijo que era un perro grande, de color canela? Mire fue tan impreciso al describirlo que no me acuerdo. Esta perrita tan encantadora me la encontré hará un año y no la ha reclamado nadie. Le confesaré que no me desprendería de ella por nada del mundo. Hay días, que si no fuera por esta perrita no me levantaría de la cama Pero usted puede volver cuando quiera, ya me entiende, y yo me comprometo a ayudarle a encontrar a su perro. No me interprete mal, he visto un perro merodeando por el barrio que quizá sea el suyo. Denotaba tanta angustia en su voz, que creí que le podría ayudar. Comprendo su desvalimiento, una vez se me escapó esta perrita y creí morir, afortunadamente la encontré acurrucada en el portal, me estaba esperando.


IV

-Ya verá como tiene suerte, recogemos muchos perros perdidos. Vamos a ver a los huéspedes, espero que lo encuentre, me llevo una alegría cada vez que un dueño encuentra a su perro. Si claro, si no los reclaman hay que sacrificarlos. Pero eso no ocurre con los que se pierden, sino con los que abandonan. A pesar de los años que llevo aquí no comprendo como se puede abandonar a un animal tan vulnerable. A veces alguien viene a buscar al suyo y se lleva otro, además. Estos que ve aquí son una pura ruina, vienen en condiciones lamentables, con heridas horribles que dejan descubiertos los huesos, con mutilaciones… Si, algunos han sido atropellados, sobre todo aquellos que son abandonados en el campo, en gasolineras, otros se hieren peleando entre ellos, pero algunas heridas, sobre todo mutilaciones, sólo pueden atribuirse a acciones de sádicos, entre ellos, y no son los menos, aquellos que se dedican a peleas de perros. ¿Que no sabía que se organizan peleas?, ya le aseguro yo que sí, y son sobradamente conocidas, yo metería en la cárcel a todos los que participan en ellas, por su crueldad, pero corre el dinero, sabe, y el dinero puede mucho.

-Bueno, si no ha encontrado al suyo, porqué no se lleva otro. Ya sé que no es lo mismo, pero ha visto perros muy bonitos, y le aseguro que cuando encuentran cariño, estos animales que se han visto abandonados cobran una fidelidad y un amor grandes a los nuevos amos. Bueno, pues nada, que tenga suerte. Si su perro era grande y fuerte quizá lo haya robado algún adiestrador de perros de pelea, aunque sólo sea para que sirva de entrenamiento.



V

Olía a sudor, a humo de cigarros, a excremento de perro, a vísceras, la tierra flotaba en el aire y penetraba en los pulmones, y aquella algarabía de voces y gritos le aturdía. En el centro un cercado de madera, donde dos perros peleaban entre sí, jaleados por las voces de los concurrentes. Uno de los animales trataba de huir arrastrando sus patas traseras, que no le respondían, tenía lesionada la columna, mientras el otro se le lanzaba al cuello con un rugido asesino. Sintió una nausea y vomitó, se manchó el traje y fue violentamente empujado por alguien que le motejó de sucio cerdo.

-Qué hace por aquí merodeando por las perreras! Estoy harto de sinvergüenzas. Aquí se pelea limpiamente, no se les proporciona mierda a los animales, como en otros sitios. No me diga que sólo curioseaba, estoy seguro que trata de meterle alguna mierda a algún bicho-. Recibió en plena cara un golpe seco, que lo derribó al suelo. -Márchese antes de que me enfade. Otra vez no saldrá tan bien librado se lo aseguro, le sacaré las tripas de un pinchazo-. Se encontró en un callejón, con la cara bañada en sangre, el traje sucio y descompuesto y presa de un gran aturdimiento.



VI

Era una casa abandonada, el zaguán olía a cacas de gato y estaba lleno de basura, entró con gran aprensión, pero ya que había llegado hasta allí, por un barrio que nunca se había atrevido a atravesar, llevaría a cabo sus pesquisas.- Hola!, pasa, tío, pasa, la puerta no cierra ¿que te trae por aquí? Ah! Es el del anuncio, el del perro. Mira me estaba liando un porrito ¿quieres? Tú te lo pierdes, es hierba de primera, la cultivo yo mismo en la terraza, first quality, te lo aseguro, genuino cultivo ecológico y del productor al consumidor, directo, sin intermediarios. De veras no hace. Mira, de bisnis ya hablaremos, tranquilo, relájate, tomate tu tiempo. Una birrita? Tampoco. No creas que te vaya a pegar algo, tío, no tengo sida, ni nada, que soy muy legal, sino que te digan aquellos. Mira esto es lo que os pierde a los urbanitas, el estrés, las cosas requieren su tiempo, yo no podría vivir con agobios y con prisas. ¿Ves estas sandalias tan guapas? pues me las hago yo. También las vendo. ¿Y estas pulseras de cuero? es cuero legítimo, pura artesanía, controlan el estrés. Tampoco hacen. Bueno, bueno, no pasa nada, todo está bajo control.

-Mira, aquí en el patio están los perros, recojo todos los que encuentro, tienen alma, es más, aquél negro, estoy seguro de que tiene el alma de Javi, mi colega, que murió hace dos meses. Al día siguiente de su muerte lo encontré y me siguió como si me conociera de toda la vida, mirándome con la misma mirada con que miraba Javi, así, entornando los ojos, como ensoñando. Seguro que uno de ellos es el tuyo, aquél de color canela. ¿Qué no? ¿Seguro?… Y cuanto dices que estabas dispuesto a dar de recompensa? Bueno, pues por la mitad te vendo esos dos tan guapos. Bien, bien, te llamaré, seguro que lo veo por ahí. Que lo encontraré, tranquilo, por ese dinero lo encuentro, te lo juro.



VII

Regresaba derrumbado a casa. Se le hacía doloroso llegar a ella, encontrarla vacía, oír el violento silencio. No comprendía esta nueva sensación, siempre había encontrado en su casa un remanso de paz, un cálido refugio donde estar a salvo del mundo, de la gente, y ahora le resultaba odiosa, fría. Donde estaría su perro a estas horas, quizá agonizante en una cuneta.

No podía dar crédito a sus ojos, el cuerpo le dio un vuelco por dentro. Por la calle, a su encuentro, corría el perro tan largamente buscado. El animal se abalanzó sobre él, sus patas sobre su pecho, mientras le daba largos lametones en la cara. Le derribó. En el suelo abrazó largamente al animal, mientras el corazón pugnaba por salirle del pecho. Gruesas lágrimas de alegría caían por sus mejillas.

Subieron las escaleras de dos en dos. Eligió, entre las latas que le había proporcionado su tía, la que tenía la etiqueta más atractiva, la calentó, y en dos platos, sirvió una ración al perro y otra para él. Sentados frente a frente, él en su sillón acostumbrado y el perro en el suelo, celebraron el festín del feliz reencuentro. Luego el perro fijó su mirada en aquel punto de fuga que estaba detrás de su cogote y él lo contempló largamente con arrobamiento.



VIII

-¿Sigues en el mismo sitio donde te dejé? Cuando digo que eres como un menhir clavado en medio de la vida. Tailandia, muy interesante, muy, digamos, exótica, es un lugar mágico, los hoteles todos muy buenos, con aire acondicionado día y noche, y los tailandeses, muy educados, muy sonrientes, nos quieren mucho a los españoles ¿A este perro qué le pasa? está más delgado, sucio, deslucido. Desde luego sobrino, no sirves para nada, no se te puede dejar siquiera al cuidado de un perro. Vamos bonito, te bañaré y te daré una suculenta comida, ya está otra vez contigo tu mami, no me mires así, tengo derecho a tener mi propia vida de vez en cuando.

Se oyó cerrar la puerta de la calle.



Antonio Envid Miñana



martes, 16 de noviembre de 2010

CRÓNICA VOLCÁNICA (Por Azulenca)

MJM

Consejos vendo y para mí no tengo. Los socialistas están seriamente preocupados por los niños obesos españoles y han decidido emprender una cruzada contra la hamburguesa. Leire Ministra va a prohibir que en las hamburgueserías regalen juguetes a los niños. Nuestra Ministra de Sanidad que está para un tratamiento capilar contra la seborrea y la verborrea quiere acometer semejante prohibición y yo añado: ¿Qué culpa tiene la hamburguesa de gustar tanto? Tiene guasa la cosa, a Leire no le gustan los niños gordos y los españoles tenemos que resignarnos a ver en TV una ministra con sebo en la cabeza.

El cerebro efervescente de Zp puso de manifiesto en la Cumbre del G-20 que el Crecimiento Verde representa un gran potencial de futuro. Yo creo que el G-20 lo debe de poner cachondo. Lo que nos faltaba un Presidente cachondo creando empleo verde. Y es que los socialistas piensan en verde, ya se ve, no hay más que ver todas las prohibiciones y leyes que se están sacando de la manga.

Está resurgiendo una nueva etapa tradicionalista y de las… con estos sujetos que nos gobiernan. La última ha sido prohibir la misa en El Valle de los Caídos. Gracias a esta medida El Valle de los Caídos vuelve a resucitar y quizá el próximo 20-N esté a rebosar. A este paso estallará el volcán, ese volcán vesubiano que dormita y cuando menos se espera explota.

No sé… Me parece que el rey de Marruecos estaba esperando a Trini en el Ministerio de Asuntos Exteriores para hacerse con el Sáhara Occidental. Ha dicho el monarca alagüita que no va a renunciar a un grano de arena del desierto. Y mientras esto sucede nuestra Trini juega por el mundo adelante a ser Dora la Exploradora. Enternecedora la foto que se ha hecho la señorita Trini con el Rompehuevos de Bolivia, Evo Morales, en el hospital. Al pobre lo han operado de la rodilla, no sé si será la misma con la que propinó un golpe en los testículos a su adversario en el transcurso de un partido de fútbol. A la Ministra de Exteriores no le importa retratarse con la gente que juega sucio, todo un ejemplo a seguir.

Eguiguren del PSOE ha confesado que se entendía bien con Josu Ternera y que comieron juntos en varias ocasiones. En este punto me pregunto de qué hablarían estos dos a los postres. No quiero seguir ahondando en este tema.

El miércoles me fui al cine con Mª Jesús Mayoral, vimos Copia Certificada. Ya ha dicho ella todo lo que hay que decir sobre esta película en su trasnochada. No obstante añadir la pinta de dejadez absoluta que luce la Binoche en la Toscana, idea del director de la película. No entiendo qué ha querido transmitir el director con este detalle, pero lo cierto es que lucir esa indumentaria en la Toscana no va y mucho menos trabajando como galerista. Este fallo de ambientación junto con unos cuantos más hace que la película pierda autenticidad.

Azulenca



_____________

Foto.- Cráter del Vesubio (Nápoles)

ARTE (Servando Gotor)

SGS

El arte no se proyecta, surge. Se pueden arbitrar y establecer medios para que aflore: técnicas, métodos y trabajo -esfuerzo más dedicación-, pero jamás garantizarán que efectivamente germine.

Un cuadro puede encargarse, una obra maestra no.

Un cuadro se puede proyectar, planear, programar igual que una autopista, un edificio o cualquier producto de ingeniería. Una obra maestra, no.

Una pintura por encargo puede acabar en obra maestra, por supuesto. Pero esto es imprevisible y el resultado incierto merma el precio. Aquí, en cambio, estamos acostumbrados a encargar y pagar por adelantado fallidas obras maestras del séptimo “arte”, por ejemplo. Me objetarán la cantidad de genios que trabajaron por encargo y por encargo hicieron obras maestras. Pero sirvan de réplica dos casos: el primero viene al pelo por la actual exposición del Prado, “Rembrandt pintor de historias”: el holandés hacía retratos por encargo pero al cliente intentaba endosarle otro de escenas dramáticas que eran las que le pedía el cuerpo y las que lo consagraron.. El segundo ejemplo –rotundo- nos lo da Goya, el mayor de nuestros genios, en una carta a Bernardo Iriarte de 4 de enero de 1794: "Para ocupar la imaginación mortificada en la consideración de mis males, y para resarcir en parte los grandes dispendios que me ha ocasionado, me dediqué a pintar un juego de cuadros de gabinete, en que he logrado hacer observaciones a que regularmente no dan lugar las obras encargadas, y en que el capricho y la invención no tienen ensanches.” Se está refiriendo al mágico momento en que el artista deviene genio. Porque es de aquí, de esa libertad reñida con el encargo, de donde salen los Caprichos (1799) y las Pinturas Negras (1820-1822). Donde surge el verdadero maestro. Donde Goya, en palabras de Ortega, “liberta y como despabila su originalidad”.

Moratinos dice que el arte no tiene precio y posiblemente tenga razón. Lo que no sabemos es si se está refiriendo al arte de andar por casa o al único: el de las obras maestras. Estas, desde luego, es verdad que no tienen precio. Al menos no un precio de “mercado” en sentido lato. La obra maestra es única y rara vez se deshace de ella su propietario. Y cuando llega a hacerlo cualquier precio le parecerá nimio. Por eso la venderá en subasta; es decir: al mejor postor.

Con la contratación pública ocurre lo contrario: para establecer y alejar el espectro de la corrupción las leyes regulan un sistema de concurso o subasta pero a la inversa: quien puja no es quien adquiere, es decir, la administración, sino el que lo ofrece. Y además a la baja: yo ofrezco al Estado hacer la mejor autopista al precio más barato. Sólo así conseguiré (o debiera conseguir) el encargo.

Sin embargo, siendo ya un despropósito comprar una obra de arte todavía “por crear”, el Estado encarga una pintura a precio desorbitado sin subasta alguna que lo modere o justifique. Absurdo, salvo espurios y ocultos intereses. Uno puede encargar un cuadro pero nunca una obra maestra. Primero porque, aun concluida, sus coetáneos carecen frecuentemente de perspectiva para reconocerla. Segundo porque la obra maestra es excepcional e imprevisible. Y tercero por lo dicho: el arte no se proyecta, surge. Y surge por y desde los más intrincados, misteriosos y extraños designios y recovecos de la fantasía humana.

Sin embargo, dando ejemplo de la austeridad que exige el momento, hemos pagado una “pintura por crear” a precio de una “obra maestra reconocida”.

Y no me hablen del PP, que no toca. No desvíen el debate. Manda quien gobierna. Y si algún día vuelven los otros, no se preocupen que seguiré aquí. Porque una barricada sólo cobra carta de naturaleza cuando se enfrenta al poder. A cualquier poder. A todo poder.


(El Comarcal del Jiloca
12/12/08)

lunes, 15 de noviembre de 2010

THE BIG BROTHER (Juan Isidro Gotor)

JIG

EN LA TRASNOCHADA, 32 (María Jesús Mayoral)

MJM



En Villamayor de Gállego, 15 de noviembre de 2010

En la trasnochada repaso la película que acabo de ver: Copia Certificada. Por lo general suelo seguir la trayectoria de Juliette Binoche, me parece una buena actriz. Es una de esas actrices que tiene filing con la cámara y esto puede servirle a cualquier director para salvar su película.

Voy a ceñirme a Copia Certificada. En principio me pareció extraño que un director iraní rodara una historia a la europea en la Toscana, no sé, pero me convenció el tema y la protagonista de la película. Película que me ha decepcionado, no entiendo cómo la crítica la ha colmado de parabienes: no comprendo nada. La idea original de la película es buena pero hace agua por todas partes. Parece ser que la historia le sucedió al director, puede ser.

Y en esta trasnochada la película me hace reflexionar sobre el tema central de la película: la copia y el arte. ¿Hay copias de arte que superan a los originales? ¿El arte es algo subjetivo? Estos son los interrogantes que lanza un director iraní, que para terminar de cuadrar el círculo introduce una pareja con su problemática existencial. Yo hubiese agradecido que fuese él el protagonista de su propia historia, que nos mostrara la visión iraní de su vivencia en lugar de haberse parapetado tras un europeo. De esta forma ha hecho una película con serios errores de bulto, ha caído en muchos tópicos y tal vez, quitando todo esto, quedaría una película aceptable. Por otra parte la opinión y la visión del arte de un iraní no puede ser de otra manera: conceptual, relativo y subjetivo. En mi opinión el arte no es conceptual, ni relativo, ni subjetivo. Los que no distinguen el gótico del románico, ni el expresionismo del impresionismo, los que ante un cuadro sólo saben decir me gusta o no me gusta, sin añadir nada más, son los que han hecho del arte algo subjetivo reduciéndolo a la categoría de concepto.

Abbas Kiarostami, el director de la película, ha querido hacer un ensayo sobre el arte quedándose sólo en un intento. En Irán tienen una visión del arte diferente, algo más limitada; limitada por la propia educación e historia donde se ha desarrollado. En este punto conviene recordar la relación Islam e iconografía. Ellos tienen un arte, el suyo, un arte que nada tiene que ver con el occidental, que no es mejor ni peor sino diferente. Abbas Kiarostami ha nacido y estudiado en Irán, no ha salido de sus fronteras y esto se siente en la película.

Centrémonos en el arte, en la visión de un cuadro. Ante un cuadro cada uno ejercita su propia visión dando lugar a un sinfín de opiniones y conjeturas, algunos hasta le echan imaginación. Recuerdo mi primera visita al Museo del Prado, fue en un viaje de estudios. Una compañera y yo nos atrevimos a decir a la profesora que Las Meninas de Velázquez no nos gustaban, que nos gustaba más cualquier otro cuadro del Prado. Aquel comentario tan rebelde como sincero fue detonante para que la profesora pusiera a todo el grupo ante Las Meninas y nos diera una lección magistral. Sin ese comentario no hubiese habido lección magistral. Terminada la exposición la profesora nos preguntó: Y ahora… ¿Qué os gusta más? Ahora sí, -le respondimos- ahora nos gustan más Las Meninas, es una obra maestra. Gracias.

Hace unos años, en Mesina, ante una pintura de Antonello da Messina, me encontré con un grupo de profesores del lugar mirando entusiasmados una pequeña tabla. Estuvieron ante ella más de veinte minutos sin apartar la vista, sin acordarse de los visitantes que estábamos en la sala. Mi amiga no salía de su asombro, qué están viendo -me preguntó. Yo le expliqué que se trataba de una pintura perteneciente a un importantísimo pintor mesinés, que su lugar de exposición está fijado en Londres y que se encontraban ante una muestra excepcional. ¡Casi nada Antonello da Messina en Mesina! Cuando le tocó el turno a mi amiga, contemplando la pintura me comentó: No sé lo que han podido ver, no es para tanto. Este comentario lo hizo una licenciada en letras. Por mi parte no me atreví a añadir nada más; pero ya me había empapado de todas las explicaciones que habían hecho aquellos profesores sobre la pintura. Obviamente entre lo que habían visto ellos y lo que había visto mi amiga mediaba un abismo; aunque más bien tendría que precisar entre lo que habían visto ellos y no había visto mi amiga. Para que luego digan que el arte es subjetivo; subjetivo lo hacen los que no entienden ni saben y se creen con derecho a opinar y a hacer valer su opinión. Como decía mi tío David: ¡Qué atrevida es la ignorancia!

Se me olvidaba. Aunque la copia supere al original, yo me quedo con el original.


domingo, 14 de noviembre de 2010

Café-Bar “LOQASTO” (Isabel Carceller)

SGS

Está detrás de ella, por encima de su hombro le pregunta: -¿Qué estás leyendo?

- Lo que escriben hoy distintas personas sobre Luis García Berlanga. Escucha éste, dice: “Luis García Berlanga se definió a sí mismo como un anarquista burgués independiente. En el fondo esta etiqueta no era más que otro de sus juegos, porque Berlanga en vida se divirtió mucho más enmascarándose que haciendo películas. A la hora de definirlo, ahora que ha muerto, nadie sabe decir si se trataba de un tipo holgazán o trabajador, casto o erotómano, despierto o despistado, activo o abúlico, esnob o fallero. Pudo ser todo eso a la vez, pero su cine no admite discusión. Partiendo de los sainetes del valenciano Escalante, en apariencia Berlanga se propuso en cada rodaje montar un pequeño circo rodeado de amigos de confianza, a la manera de un capricho de señorito, que al final dio como resultado la creación de un mundo propio, inteligente, fresco e intuitivo, entre la sátira risueña y el sarcasmo negro…

Nos van dejando los grandes del cine español…¡Anda, que tu jefe no me tuvo que aguantar lata y lata por ejemplo con Azcona!.

- Han entrado clientes, tengo que dejarte, ¿te pasarás mañana por aquí?

-No, mañana no puedo, quiero asistir a unas Jornadas sobre “Los finales del Terrorismo. Lecciones desde la perspectiva comparada”. Santa paciencia la de tu jefe porque también estos temas fueron comentados con él. Claro que se pueden comentar y que lo entiendan con muy poquitas personas.

-Sí, inventamos al otro o a los otros. Cada uno se monta la película sobre el otro, no como es, sino como le gustaría que fuese para que sus fantasías se cumplan. Oye, pues hasta el ratito que puedas venir. Ufff, el trabajo es el trabajo

- ¡No te canses mucho! Hasta luego.

viernes, 12 de noviembre de 2010

CARVAJAL, ‘LA VIE EN ROSE’ (Servando Gotor)

Una. Finales de mayo del 62. Se le encomienda ir a Munich donde, por vez primera desde la guerra se van a reunir las fuerzas políticas democráticas tanto de derechas como de izquierdas. Sólo un problema: no tiene pasaporte porque el gobierno franquista se lo ha requisado. Josefina Arrillaga le pregunta a un compañero si lleva el suyo. Lo lleva. Se lo pide, se lo da a Carvajal y le dice: toma, ya tienes pasaporte. “Así que me encontré con el pasaporte de un individuo que era muchos años más joven que yo y que sólo se parecía a mí por llevar gafas”. De este modo llegó a Munich, al famoso “contubernio” que albergaba ‘in nuce’ la transición democrática.

Otra. Verano del 79. Yasser Arafat lo recibe en una habitación del Ritz. Carvajal tiene entonces –quizá en el momento más delicado del PSOE- la más alta responsabilidad en el partido. Me sorprendió –dice- que “Arafat llevara un pistolón en la parte de atrás del pantalón” Y sobre todo: “su extraña forma de saludar, dándote un beso en la boca.”

Estas cosas y muchas más, nos las cuenta José Federico de Carvajal en sus recientes memorias: “El conspirador galante” (Planeta). Como esbozo rápido de su retrato transcribo las pinceladas de José Segovia en una obra de profundo título (“Anochece y aún no he leído todos los libros”): “José Federico de Carvajal, que llegaría a presidente del Senado, era una personalidad curiosa. Aristócrata y rico ‘de familia’, como le gustaba presumir ‘con toda sencillez’, era una de las pocas personas a las que la política, me consta, le ha costado mucho dinero, porque tenía un bufete de abogados que descuidó bastante por dedicarse a estos avatares políticos. Era verdaderamente honesto y desprendido. Nos prestó uno de de los coches que tenía para la campaña, bastantes de las cenas de después de los mítines corrían también a su cargo… De hecho, los compañeros del partido querían ir siempre a cenar con él porque cenaban muy bien y con un excelente vino; siempre que podía era el ‘Marqués de Riscal’ su confesor más legítimo (…) El aristócrata Carvajal era marxista ortodoxo, ¡palabra de honor!”

Marxista, sí, pero no comunista, apuesta especialmente por la libertad y –luego- por una igualdad de altas cotas: que todos podamos viajar en coche-cama. Mentalidad joven y atlética acorde con las pintadas del mayo francés que tan acertadamente escoge -“seamos realistas: pidamos lo imposible”, por ejemplo- no se ha perdido una: desde el famoso “Contubernio” de Munich, ya citado (“entierro de la guerra civil”) hasta la presidencia del Senado durante dos legislaturas, pasando por el congreso del PSOE en Suresnes, la presidencia de la Comisión Constitucional de las Cortes Constituyentes o la de la Comisión Gestora del PSOE que asumía la dirección del partido tras la dimisión de González (“hay que ser socialistas antes que marxistas”), momento culminante, delicado y decisivo que Carvajal lidió con éxito gracias a ese su saber hacer y estar, su mano izquierda e implacable y su formación jurídica: “Yo impedí –dice con justificado orgullo- que el PSOE se disgregara y acabase como el PCE. Gracias a ello se mantuvo la alternancia. Si en aquel momento el PSOE se hubiera deshecho, hoy estaríamos en un régimen de unipartidismo bajo el P.P.”

En fin unas memorias didácticas y divertidas. Y es que detrás del abogado, detrás del político, está el hombre. Y con el hombre, en el más alto sentido de la expresión, el poeta. Porque su vocación más fuerte ha sido la de poeta (algunos de sus versos se han recogido en dos libros: el “Romancero de las niñas” y “Los ojos de Helena”). Pero –amén de conocerlo- bastan estas memorias, para comprobar que el mejor poema de este “joven octogenario” ha sido su propia vida.

Servando Gotor
(El Comarcal del Jiloca
12/11/10)

jueves, 11 de noviembre de 2010

LA VISITA DE LOS VIERNES, PART. 3ª (ANTONIO ENVID)

SGS

Es usted puntual como un gentleman. Y me trae mi bouquet de violetas. No sabe lo feliz que me hace. ¿Querrá que le cuente lo de mi tercer marido, verdad? Es una historia breve. Breve, pero hermosa. Sigerico, que así se llamaba el doctor que atendió a mis pobres difuntos Sisenando y Segismundo, al verme sumida en un total desconsuelo tras la pérdida de mis dos maridos, se sintió solidario con mi desgracia, al fin y al cabo él también había pedido dos amigos íntimos, de modo que comprendía mi dolor. Adquirió la costumbre de visitarme todas las tardes. Su visita era una mezcla de visita profesional, yo era su paciente, de amistad, éramos amigos antiguos, y de consuelo mutuo. Tras un breve y profesional reconocimiento (Saque la lengua. Con su permiso, voy a tomarle el pulso. Si me permite que la ausculte, desabrochese, por favor, un poco la blusa. Bien, bien, parece que todo está bien, dentro de un orden. No olvide de tomar las píldoras que le receté y para las sofocaciones una infusión de tila y cuando le den las palpitaciones, un sorbito de Agua del Carmen, no importa que sean dos) pasábamos a tomar el té y a evocar tiempos pasados más felices. Era un perfecto gentleman, puntual, educado, correcto, aunque delicado. Poco a poco los reconocimientos se fueron haciendo más completos y concienzudos, la blusa era un inconveniente para sus auscultaciones y había que quitársela….Hasta que un día, mientras saboreábamos una taza de té y unas deliciosas pastas que me hacía llegar el pastelero de mi calle….

No me diga que se le declaró.

Sí ¿cómo lo ha adivinado?

Perspicaz que es uno ¿A que le duró muy poco tras un intenso idilio de amor?

Sí, es usted un demonio, lo sabe todo. Fue un breve pero intenso idilio. Un día despareció y no hemos vuelto a saber de él, parece ser que falleció en una tormenta al volver de una consulta médica en Guadalajara. Hubo que hacer mucho papeleo y al año me declararon oficialmente viuda.

Y ahí terminaron sus días de amante.

No, qué va, lo que pasa es que ya no volví a casarme. Ya no hacía falta, porque llegó el destape. ¿Sabe lo que fue el destape? No, claro, es usted muy joven para saberlo. Pues fue una época prodigiosa, un milagro, de pronto el sexto mandamiento desapareció de la tabla, un rayo lo borró, y ya no era pecado nada, ya no era necesario casarse para holgarse con cualquiera que se pusiese a tiro. Todo comenzó con una película, figúrese, se llamaba “Asignatura pendiente” y salía un José Sacristán , joven pero una birria, para no enamorar a nadie, y ¿quién cree que era la dama? una Fiorella Fantoyano, que vestida valía poco, pero desnuda no excitaría la lujuria de un marinero que volviera de una travesía de tres meses; dirigía la película el cursi de José Luis Garci, no le digo más. Sin embargo aquello obró el milagro y borró el pecado de toda la geografía española. Entonces tuve amantes….

¿No se llamarían, por casualidad, Suintila, Recesvinto, Wamba…..y el último don Rodrigo? Hay una pregunta que me bulle en la cabeza desde hace días. Con su permiso, doña Rosamunda, es necesario que se la haga ¿No se estará inventando todas estas historias para obligarme a visitarla todos los viernes?

Joven ¡qué se ha creído! Estas preguntas no se hacen a una señora.

No se preocupe, el viernes que viene estaré aquí como un clavo, para que me cuente lo que quiera, soy su más rendido servidor.

Antonio Envid.

Ir a la 1ª parte
Ir a la 2ª parte

miércoles, 10 de noviembre de 2010

TIBULO EN VERSIÓN DE MARIANO BERDUSÁN

SGS

De nada me sirven ya mis poemas,
ni Apolo inspirador de mi canto,
mientras Némesis me pide la paga con su mano sin fondo.
Apartaos lejos, Musas, si no podéis ayudar al que ama.
No os honro para que se canten guerras,
ni cuento el curso del Sol
y cómo la Luna vuelve a su punto,
una vez completado su círculo.
Con mis versos busco sólo acercarme a mi amada.
Si no valen para eso, marchaos lejos.

(TIBULO Poema del libro II, 4, 13 – 20)


Mariano Berdusán

JAVI

LA CRUELDAD DEL PROFETA (Antonio Envid)

AEM

Ce tour-la, je compris qu´il avait deux verites
dont l´une ne devait jamais être dite.
A. Camus



Vestir la túnica
y salir a la plaza
a predicar la verdad,
la verdad desnuda,
sin condiciones ni matices,
la que nos hace a todos culpables,
sin dolerse de quienes
tenemos que seguir viviendo



Antonio Envid

martes, 9 de noviembre de 2010

CRÓNICA CON BESADA GAY (Por Azulenca)

MJM

El Cosaco -el Ministro de Justicia, se entiende- ha declarado que la nueva regulación del Registro Civil permitirá a los padres elegir los apellidos de los hijos, alegando que defender la primacía del padre es incompatible con la Constitución. Resumiendo, una tontada nueva para despistar al personal, una nueva chorrada lanzada a los medios de comunicación para crear debates innecesarios y evitar que se hable de lo que importa: la crisis, el paro y demás. Hasta donde a mí me llega el entendimiento, yo llevo los apellidos de mis abuelos, es decir, que los apellidos de mis abuelas están eliminados. La tontada propuesta por El Cosaco se agravará si no hay acuerdo por parte de los padres y propone como solución final recurrir al orden alfabético, una solución salomónica en condiciones. ¡Genial! Yo por mi parte propondría al Cosaco matricular a todo ser vivo naciente con pelo y dos piernas, eso es, como si fuera un coche. Me parece lo más justo. De esta forma el progenitor A y el progenitor B no tendrán conflicto a la hora de elegir los apellidos para sus descendientes. Sería precioso decir: Fulano 345 ZH, salga a la pizarra.

La niña Pajín se ha visto envuelta en un turbio asunto en el que anda metido su papá o lo que es lo mismo su progenitor A. La recién estrenada Ministra de Sanidad y no sé cuantas cosas más se ha limitado a desmentir la noticia desviando la pregunta. Cuando los socialistas contestan desviando preguntas ya sabemos de que va. Que no se descuide nuestra Sibila más estratosférica y que no piense que le ha dado el cargo Zp por méritos. Porque una forma de quitarse al personal de encima es darle un cargo superior, crearle a continuación una crisis y sacarla del círculo. Situación actual en la que se encuentra nuestra Leire. Sí, muy besada, muy achuchada por todos en su toma de posesión pero con el caso Brugal pendiendo sobre su cabeza. Leire, del clan de los Pajines, no te descuides… Recuerda el beso de Judas.

El Papa ha visitado Barcelona y se ha llevado como recuerdo una besada gay. A estas alturas de la vida y con la que ha caído sobre la Iglesia en los últimos tiempos, no creo que el Papa se haya escandalizado. De todos modos la prensa internacional se ha hecho eco de esta noticia y la foto de la besada gay ha aparecido en los titulares de los principales periódicos europeos. Esa es la bonita imagen del recibimiento al Papa que ha dado Barcelona y así aparece en la prensa internacional. Y mientras el Papa visita España, Zp y su cuadrilla salieron en estampida hacia el frente de Afganistán, incluida la ministra Trini. Desde luego vaya par de gogós que se llevó Zapatero a la guerra, preciosa quedó la llegada y el descenso del avión que hizo el Presidente del Gobierno escoltado por Trini y Chacón.

Echo de menos a La Serrana de la Moncloa, sin ella los viernes han perdido mi interés. Rubalcaba, tan taimado como menguado, intenta dorar la píldora a los periodistas. Una buena táctica para tener a los periodistas de tu parte.

La perrita maltesa del P.P, Soraya Sáenz de Santamaría, se enfada mucho, mucho, mucho y a menudo. Grita, enfatiza y gesticula en exceso, sin resultados. Que se deje Soraya de ladrar y que empiece a atacar, preferiblemente con dientes.

El miércoles al cine. Los Seductores. Una tontada francesa con tintes Hollywoodienses. Particularmente me divirtió, quizá fuera una magnífica frase al principio de la película la que me captó.

Azulenca

ALMAS (Elvira González Gaspar)

SGS


El vacío insomne que dejan las miradas asustadas
La soledad después de amar y descanso en la lucha
El amor a manos agotadas
Son la música del viento y luz del aire
Honestidad. Danza
Somos almas, de almarios quejumbrosos

Elvira González Gaspar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...