jueves, 10 de octubre de 2013

ROMANCE POR LA MUERTE DE ANTONIO PARÍS


Fotografía: Inmaculada Fernández París



El día 30 de julio,
grande crimen ocurrido.
A la una de la mañana
se sintieron unos tiros.

Era Fotes, el cobarde,
quien a traición le tiró
al hombre mejor de España.

En la cabeza le dio.
La Guardia Civil estaba
y este caso presenció.
al criminal detuvieron
y enseguida declaró.

¿Quien ha tirado dos tiros?
dice la Guardia Civil
Él asimismo responde:
Mi Teniente que yo fuí

El señor Alcalde
sube en busca de aquel herido
y se encuentra allí en la calle,
que era París el tendido.

Antonio, contéstame.
El pobre estaba ya muerto,
mal podía responder.

El señor Alcalde baja,
da la noticia al Teniente,
“Antonio es al que han tirado,
al cual le han dado su muerte”.

Avisan a la María,
todo da mucha tristeza,
Lo cogen en la camilla
y lo llevan a la escuela.

LLega el rato en que amanece,
todo el público alarmado
en pensar en la desgracia
ocurrida a este muchacho.

Era un hombre de cultura,
era un hombre inteligente,
apreciado en Aragón
por los ricos y los pobres.

Un hombre como un castillo,
un hombre de buena pasta.
Es triste, señores,
lo que ocurre en esta casa.

Unos lloran por las puertas,
otros lloran por ventanas
y a Antonio París lo traen
de la Iglesia hacia su casa.

Llega el día del entierro,
a las seis de la mañana
todo el pueblo está en la plaza.

Todas las mujeres lloraban.
Los hombres nos resistimos.
Pero todos suspiran
al ver a Antonio París
que al cementerio llevaban.

Entonces su pobre padre
y sus queridas hermanas,
de llorar se desgarraban.
No había mujer ni chico
que a Antonio no llorara.



Anónimo
de quien sólo se sabe
era el sastre de la zona.
El lugar de los hechos:
Almonacid de la Cuba
(Zaragoza,  1950)




8 comentarios:

  1. Quería yo decir unas cositas sobre esta entrada.

    1º.- La foto es mía -no es la mejor pero no encuentro las otras- pero creo que se ve bien la inscripción. Soy una apasionada de los cementerios, son paseos agradables y muy edificantes. De paso, tengo fotografiadas dos lápidas del cementerio de finales del XIX, de El Burgo de Ebro que son una joyita
    Quiero hacer notar que, la lápida califica los hechos y dicta sentencia cuando el proceso estaba en sus inicios.

    2º.- Este romance se difundió de forma oral, el blogger, que es un artista, se ha limitado a lavarle la cara, pero sin añadir ni quitar siquiera una coma.
    ¿Os habeis percatado que en todo momento se habla de tiro, no de disparo? ¿Cuando se empezó a sustituir una por la otra? Ha sido el blogger quien se ha percatado de ello.

    3º.- Los personajes de la lápida, Raimunda. A esta señora la llegué a conocer. ¿Que hace este nombre, aparentemente extraño a la familia, en la lápida de un difunto muerto de forma trágica. ¿No se percibe por debajo una historia de amor? ¿Tuvo algo que ver con el crimen?

    Una de las cosas mas relevantes para mi -hay otras muchas- es como en los inicios de los 50 tenemos un ejemplo de transmisión de noticias mediante romance.

    La Conchaparis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece un caso bastante triste y muy desgraciado, para que usted, se permita hacer conjeturas insinuando que habia una historia de amor por medio, las causas fueron muy distintas y si no las sabe deje a la pobre mujer en paz,ya que ella nada tuvo que ver con este caso, aunque sí era la novia de Antonio y al cabo de tantos años por respeto a la familia los que no sabemos estariamos mejor callados

      Eliminar
    2. Mre usted, yo puedo permitirme mucho mas de lo que usted pueda imaginar

      ¿Respeto a la familia me dice? ¿como se atreve?

      A Dª Raimunda la conocí ¿la conoció usted? El proceso me lo se de memoria, entre otras cosas porque lo tengo machacadito ¿y usted?

      Tiene razón, algunos deberían estarse calladitos, al menos hablar con mas cuidado.

      Fdo. Inmaculada Fernández PARIS. osea, La Conchaparis

      Eliminar
    3. D. Almonacilo, ya me disculpará. Mi única intención era decir que nadie faltó al respeto a nadie -ni a vivos ni a muertos-, pero se me fue la mano con mucho.

      No habia razón alguna, próxima o remota, para escribir en los términos en los que lo hice, máxime cuando usted fue respetuoso.

      Lo dicho, discúlpeme

      La Conchaparis

      Eliminar
  2. El ABC de 4 de agosto de 1950 recoge la noticia de haber sido detenido por la Guardía Civil Joaquín Mínguez Uriel, que hacía unos días había matado de dos tiros de pistola al maestro nacional de Almonacid de la Cuba Antonio Paris.
    Muy interesante la trascripción del romance. Parece enmarcarse en la tradición de los romances de ciego o pliegos de cordel, aunque muy tardío, pero no hay que descartar que por aquella fecha todavía quedara algún ciego romancista. Hay varios y fueron muy populares los romances de la guerra civil, esta poética porpular ha tenido continuación en el rap.
    Antonio

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que disparar y tirar han convivido siempre: disparar una flecha o tirar una flecha, pero el verbo tirar, tratándose de una arma, era más utilizado antes de la aparción de las armas de fuego y se tiraban estocadas, piedras, flechas y luego balas. Se ha dicho siempre "a un tiro de piedra" o a "un tiro de flecha". Pegar cuatro tiros es lo mismo que "balear", como dicen en hispanoamérica. Realmente "tiro" tanto es el presente de indicativo del verbo tirar, como el impacto que produce un proyectil, incluso el proyectil mismo. Creo que disparo ha ido sustituyendo a tiro desde la aprición de las armas de fuego. Bueno, es mi opinión. Antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. D. Antonio, estoy de acuerdo con eso de que disparo ha ido sustituyendo a tiro, en lo que no estoy de acuerdo en que este cambio se produjo con la aparición de las armas de fuero, porque ¿usted piensa que nací antes de aparecer las armas de fuego?

      ¿Mexplicau?

      PD. No he pillado la noticia en el ABC. Pondré mas paciencia.
      Otro PD. Como dice el blogger fui al Archivo Historico Provincial, allá pegadito al palacio de la Real Maestranza y examiné los autos. ¿Sabe quien practico la prueba pericial balística?.... ¡dos herreros! juaaaaaaaa. Ver documentos antiguos es muy entretenido

      La Conchaparis

      Eliminar
  4. Muy interesante lo del ABC,Antonio. La conchaparís creo que tiene hasta los autos (o lo principal de los autos). Por cierto, en cuanto al verbo tirar, yo creo que ha pasado como con términos como "auto" (que se ha acabado por imponer en España "coche") o "guiar", que definitivamente fue desplazado por "conducir". Yo recuerdo de crío hablar más de auto que de coche y de guiarlo más que de conducirlo. El DRAE: recoge estas dos acepciones:
    2. tr. Arrojar, lanzar en dirección determinada. Juan tiraba piedras a Diego
    6. tr. Disparar la carga de un arma de fuego, o un artificio explosivo. Tirar un cañonazo, un cohete. U. t. c. intr. Tirar al alto, al blanco, a un venado

    Está claro que el sastre de la zona, el autor del romance, empleaba el término "tirar" porque se usaba así y, además, correctamente. Notar que lo utiliza nada menos que en tres ocasiones (estrofas 2, 4 y 7). Hoy también se utiliza (y hay que ver qué retorcido) el verbo "tirotear". Me gusta el verbo "tirar" con esta acepción.

    Muy interesante. Y esta estrofa es la que más me gusta:

    Unos lloran por las puertas,
    otros lloran por ventanas
    y a Antonio París lo traen
    de la Iglesia hacia su casa.

    (Aunque ya sabéis que yo entiendo muy poco -o nada- de poesía)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...