CONFERENCIAS LITERARIAS



CONFERENCIA DE ANTONIO PAU*

Rainer Maria Rilke: una vida para la obra










En 2012 se cumplirán cien años de la llegada a España de Rainer Maria Rilke, uno de los más destacados poetas alemanes y de la literatura universal. El germanista y especializado en Rilke, Antonio Pau, analiza en dos conferencias el paralelismo entre vida y obra del escritor alemán y recuerda su estancia en España, la influencia de esta estancia en la obra del poeta, así como la de éste en la poesía española.

Pulsar aquí para escuchar la conferencia.


Poemas de Rainer María Rilke en balconcillos
_______

* ANTONIO PAU. Doctor en Dercho por la Universidad Autónoma de Madrid. Registrador de la Propiedad, notario, abogado del Estado; ha sido Director general de los Registros y del Notariado, y Presidente del Colegio de Registradores de España.

Nacido en Torrijos (Toledo) en 1953, Antonio Pau obtuvo el Premio de Ensayo y Humanidades Ortega y Gasset en el año 1998, y es miembro del Instituto de España. Ha publicado más de cuarenta libros, entre ellos: Clarín, Ganivet, Azaña (1994), Toledo grabado (1995, 2004), Rilke en Toledo (1997), Madrid en sus libros (1999), Juan Ramón Jiménez. El poeta en el jardín (2000), Julián Ayesta. El resplandor de la prosa (2001), la recopilación de artículos de prensa Fijar lo fugitivo (2003), Música y poesía del tango, con prólogo de Ernesto Sábato (2001; edición francesa, Tango. Musique et poésie, 2006), Felisberto Hernández. El tejido del recuerdo (2005), Las ninfas de Madrid (2005), Los retratos del Infante don Gabriel (2006), La Real Casa del Vidrio (2006) y el libro de relatos breves y prosas poéticas Estas pavesas grises (2005).
* * *




CONFERENCIA DE JOAN MARGARIT*
Poesía y cultura: la enseñanza de la poesía



Conferencia del poeta catalán Joan Margarit en la Fundación Juan March el 18 de mayo del 2010.  Pulsar aquí para escucharla. (Duración aproximada: 1 hora).

Poemas de Juan Margarit en balconcillos.

__________________

*Joan Margarit i Consarnau (Sanahuja, Lérida, 11 de mayo de 1938) es poeta, arquitecto y catedrático español jubilado de la Universidad Politécnica de Cataluña en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona. Joan Margarit nació en Sanaüja, en la comarca de la Segarra, durante la Guerra Civil Española cuando el frente de Aragón ya estaba cerca de aquellas tierras, hijo de Joan Margarit i Serradell, arquitecto, de Barcelona, y Trinitat Consarnau i Sabaté, maestra, de La Ametlla de Mar. Sus padres se casaron en julio de 1936 en Barcelona, pero la Guerra Civil les obligó a retirarse a Sanaüja, a casa de la abuela paterna, donde nació el poeta. Acabada la guerra y hasta 1948, la familia cambió varias veces de domicilio: Rubí, Figueras y Gerona. De retorno a Barcelona, la familia vivió delante del Turó Parc y Joan Margarit estudió bachillerato en el Instituto Ausiàs March que entonces estaba en la calle de Muntaner. En 1954 la familia se trasladó a las islas Canarias y, desde 1956, Margarit pasa los cursos académicos en Barcelona para estudiar arquitectura, en el Colegio Mayor Sant Jordi, donde residirá hasta 1961. En 1962 conoce a Mariona Ribalta con quien se casó al año siguiente, y con la que ha tenido tres hijas, Mònica, Anna y Joana, y un hijo, Carles. Margarit se había dado a conocer como poeta en castellano en 1963 y en 1965. Después de un largo paréntesis de diez años, escribió “Crónica”, publicado por su amigo Joaquim Marco, director de la colección “Ocnos”, de Barral Editores. A partir de 1980, inició su obra poética en catalán. Desde 1975, Margarit y su familia viven en Sant Just Desvern, donde también tiene el estudio de arquitectura que comparte con Carles Buxadé, amigo y socio, desde 1980. Desde 1968, Margarit es catedrático, jubilado actualmente, de Cálculo de estructuras de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona.  Se define como poeta bilingüe en castellano y catalán.Por otro lado, desdeña las corrientes poéticas y considera que, fuera de la poesía, el hombre se encuentra a la intemperie, valorando al poeta como "el ser más realista, el mas pragmático, porque bebe de la realidad. Lo que no es pragmático es la economía".  En 1987, con motivo del milenario de Sant Just Desvern, el Orfeó Enric Morera estrenó su Cantata de Sant Just. (De wikipedia).

* * *








ODA A WALT WHITMAN 
(Federico García Lorca)





Por el East River y el Bronx
los muchachos cantaban enseñando sus cinturas,
con la rueda, el aceite, el cuero y el martillo.


Noventa mil mineros sacaban la plata de las rocas
y los niños dibujaban escaleras y perspectivas.

Pero ninguno se dormía,
ninguno quería ser el río,
ninguno amaba las hojas grandes,
ninguno la lengua azul de la playa.

Por el East River y el Queensborough
los muchachos luchaban con la industria,
y los judíos vendían al fauno del río
la rosa de la circuncisión
y el cielo desembocaba por los puentes y los tejados
manadas de bisontes empujadas por el viento.



Pero ninguno se detenía,
ninguno quería ser nube,
ninguno buscaba los helechos
ni la rueda amarilla del tamboril.

Cuando la luna salga
las poleas rodarán para tumbar el cielo;
un límite de agujas cercará la memoria
y los ataúdes se llevarán a los que no trabajan.


Nueva York de cieno,
Nueva York de alambres y de muerte.
¿Qué ángel llevas oculto en la mejilla?
¿Qué voz perfecta dirá las verdades del trigo?
¿Quién el sueño terrible de sus anémonas manchadas?


Ni un solo momento, viejo hermoso Walt Whitman,
he dejado de ver tu barba llena de mariposas,
ni tus hombros de pana gastados por la luna,
ni tus muslos de Apolo virginal,
ni tu voz como una columna de ceniza;
anciano hermoso como la niebla
que gemías igual que un pájaro
con el sexo atravesado por una aguja,
enemigo del sátiro,
enemigo de la vid
y amante de los cuerpos bajo la burda tela.


Ni un solo momento, hermosura viril
que en montes de carbón, anuncios y ferrocarriles,
soñabas ser un río y dormir como un río
con aquel camarada que pondría en tu pecho
un pequeño dolor de ignorante leopardo.


Ni un sólo momento, Adán de sangre, macho,
hombre solo en el mar, viejo hermoso Walt Whitman,
porque por las azoteas,
agrupados en los bares,
saliendo en racimos de las alcantarillas,
temblando entre las piernas de los chauffeurs
o girando en las plataformas del ajenjo,
los maricas, Walt Whitman, te soñaban.


¡También ese! ¡También! Y se despeñan
sobre tu barba luminosa y casta,
rubios del norte, negros de la arena,
muchedumbres de gritos y ademanes,
como gatos y como las serpientes,
los maricas, Walt Whitman, los maricas
turbios de lágrimas, carne para fusta,
bota o mordisco de los domadores.


¡También ése! ¡También! Dedos teñidos
apuntan a la orilla de tu sueño
cuando el amigo come tu manzana
con un leve sabor de gasolina
y el sol canta por los ombligos
de los muchachos que juegan bajo los puentes.


Pero tú no buscabas los ojos arañados,
ni el pantano oscurísimo donde sumergen a los niños,
ni la saliva helada,
ni las curvas heridas como panza de sapo
que llevan los maricas en coches y terrazas
mientras la luna los azota por las esquinas del terror.


Tú buscabas un desnudo que fuera como un río,
toro y sueño que junte la rueda con el alga,
padre de tu agonía, camelia de tu muerte,
y gimiera en las llamas de tu ecuador oculto.


Porque es justo que el hombre no busque su deleite
en la selva de sangre de la mañana próxima.
El cielo tiene playas donde evitar la vida
y hay cuerpos que no deben repetirse en la aurora.


Agonía, agonía, sueño, fermento y sueño.
Éste es el mundo, amigo, agonía, agonía.
Los muertos se descomponen bajo el reloj de las ciudades,
la guerra pasa llorando con un millón de ratas grises,
los ricos dan a sus queridas
pequeños moribundos iluminados,
y la vida no es noble, ni buena, ni sagrada.


Puede el hombre, si quiere, conducir su deseo
por vena de coral o celeste desnudo.
Mañana los amores serán rocas y el Tiempo
una brisa que viene dormida por las ramas.


Por eso no levanto mi voz, viejo Walt Whítman,
contra el niño que escribe
nombre de niña en su almohada,
ni contra el muchacho que se viste de novia
en la oscuridad del ropero,
ni contra los solitarios de los casinos
que beben con asco el agua de la prostitución,
ni contra los hombres de mirada verde
que aman al hombre y queman sus labios en silencio.


Pero sí contra vosotros, maricas de las ciudades,
de carne tumefacta y pensamiento inmundo,
madres de lodo, arpías, enemigos sin sueño
del Amor que reparte coronas de alegría.

Contra vosotros siempre, que dais a los muchachos
gotas de sucia muerte con amargo veneno.


Contra vosotros siempre,
Faeries de Norteamérica,
Pájaros de la Habana,
Jotos de Méjico,
Sarasas de Cádiz,
Ápios de Sevilla,
Cancos de Madrid,
Floras de Alicante,
Adelaidas de Portugal.


¡Maricas de todo el mundo, asesinos de palomas!
Esclavos de la mujer, perras de sus tocadores,
abiertos en las plazas con fiebre de abanico
o emboscadas en yertos paisajes de cicuta.

¡No haya cuartel! La muerte
mana de vuestros ojos
y agrupa flores grises en la orilla del cieno.
¡No haya cuartel! ¡Alerta!
Que los confundidos, los puros,
los clásicos, los señalados, los suplicantes
os cierren las puertas de la bacanal.


Y tú, bello Walt Whitman, duerme a orillas del Hudson
con la barba hacia el polo y las manos abiertas.
Arcilla blanda o nieve, tu lengua está llamando
camaradas que velen tu gacela sin cuerpo.
Duerme, no queda nada.
Una danza de muros agita las praderas
y América se anega de máquinas y llanto.
Quiero que el aire fuerte de la noche más honda
quite flores y letras del arco donde duermes
y un niño negro anuncie a los blancos del oro
la llegada del reino de la espiga.


_____________

COMENTARIOS:

Con eso de las "gotas de sucia muerte con amargo veneno", para mí que Lorca se refiere al homosexual hijodeputa pederasta y corruptor de menores (o no menores pero de alma limpia): “maricas de las ciudades, de carne tumefacta y pensamiento inmundo, madres de lodo, arpías…”



La oda a Walt Whitman cuesta -como todo lo bueno y esta lo es- cuesta, digo, meterse en ella. Pero si la lees despacio, en voz alta, si la interpretas, para mí es uno de los cantos más hermosos que nunca he visto a favor de la homosexualidad limpia. Sí, limpia, y lo digo alto: limpia, porque encima aún se ofenderá alguno diciendo que todo vale y qué es lo limpio y qué no. Pues esa es la cuestión: lo limpio.


Os recomiendo ver un rato cualquier magazine de TV, ver a esos "homosexuales" montados en el poder, el dólar y la inmundicia, sucios y corrompidos, y después coger el poema de Lorca y leerlo con pasión.


Parece que Lorca haya hecho eso: ver a estos "homosexuales" sucios de la TV de hoy y compararlos con la limpieza de actos y sentimientos del "viejo hermoso Walt Whitman".


Para los que no os gusta la poesía, esta podría ser una buena introducción, una gran puerta para el goce y disfrute de la más alta literatura: la poesía.


Es una de las más hermosas, si no la más, odas a la homosexualidad. (El mejor ensayo sobre el tema corresponde a Proust: en su Sodoma y Gomorra de En busca del tiempo perdido. Pero lo de Lorca es pura poesía),


Recomiendo leerla, sin prisa, en voz alta. Es un deleite para los sentidos, como una buena copa del mejor vino. Mucho mejor.


Para interesarse por la homosexualidad no es necesario serlo. La homosexualidad es una condición o una conducta "humana"  (ay, “las humanidades”, dónde quedaron) y el interés sobre ella es también un interés -consecuentemente- "humano.  "Hombre soy, y nada humano me es ajeno" (Terencio).


Pues eso, vamos a saborearlo en éxtasis. Por cierto, Narciso en su condición de verdadero maestro de la poesía y, además, de la psiquiatría, podría decirnos algo, una palabra suya valdría más que todo lo que acabo de escupir.  (Servando Gotor).

_________________


(Para los interesados en poesía sobre poesía, balconcillos, tiene una antología muy valiosa:"Poéticas")

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...